ANATOLE ESTUDIO

RESBINA (Buenos Aires/ Carhué/Londres/Paris/Roma/Venecia, 1999-2002)


"Alquimia de la palabra al pronunciarse”, ResBina nos recuerda a un poema infantil.

Anatole utiliza su pluma como una espada y nos muestra una versión actualizada del ciclo iniciativo del héroe universal, a través del cual busca desprenderse de sus temores nocturnos y cruzar el umbral sin ataduras.

Las fotografías de este proyecto fueron tomadas entre los años 1999 y 2002 en locaciones varias de Argentina, Inglaterra, Italia y Francia, y arduamente trabajadas en laboratorio manual.

La obra de Anatole surge desde una necesidad propia de transmitir. Sus fotografías no reproducen el mundo real o tangible, sino que van mucho más allá: Anatole reinterpreta elementos de la vida cotidiana, los abstrae y les da otro uso, un nuevo nombre; los transforma en algo más profundo. Anatole maneja conceptos de visión que permiten ver la realidad desde un ángulo totalmente diferente: no muestra el mundo al espectador, sino que lo invita a cruzar el umbral hacia su propio mundo de creación. Los fuera de foco y el grano de las películas que utiliza producen la impresión de que las fotografías fueran tomadas en secreto.

Anatole se diferencia de lo que puede entenderse como un fotógrafo, él demuestra la diferencia entre hacer arte y hacer fotografía artística. Anatole no se siente ‘fotógrafo’, ‘músico’ o ‘escritor’; cree en la Poesía como auténtica forma de vivir: ‘Poeta en el sentido de artista alquímico en pos de una esencia trascendental, liberadora’. Sus fotografías son poesía en imágenes, descubren personajes arquetípicos en escenarios invisibles desde una atemporalidad constante.